martes, 4 de marzo de 2014

Los básicos del supervivencialismo

En mi opinión el gran básico del supervivencialismo es lo que James Rawles llama "la lista de listas". Su libro es recomendable: Como sobrevivir al fin del mundo tal como lo conocemos. Lo primero que hay que hacer si uno piensa sobrevivir a una crisis es sentarse con algo para escribir y pensar. La herramienta suprema para sobrevivir es el cerebro, tanto en la supervivencia como en el supervivencialismo lo fundamental es pensar. El instinto del hombre moderno prácticamente no sirve, algunos sostienen directamente que no existe, aunque opino que siempre que sea posible hay que obedecer al instinto de las mujeres; pero excepto el momento del accidente donde hay que tomar decisiones en segundos mientras un barco se hunde o estamos cayendo, hay que darle poca bola al instinto en supervivencia. Exprimir de la cabeza todos los recursos que nos puedan servir: desde una clase de química hasta un artículo de botánica en una revista de divulgación científica que hayamos leído alguna vez puede servir, ser creativos..es clave. De hecho lo que hizo a nuestros antepasados girar una rama como si fuera un taladro para generar calor y hacer fuego es fruto de nuestra capacidad de pensar. Los monos también tienen pulgar oponible pero no se les ocurrió en milenios. El hombre pudo cazar alguna vez un mamut porque uso la cabecita esa que Dios le dio y cuya función principal no es portar el pelo. Lo que nos puso desde hace mucho tiempo encima de la cadena alimenticia es, ya lo estoy repitiendo hasta el cansancio, inclusive el mío, nuestra mágica habilidad de tener ideas.

Así que lo primero es sentarse y hacer la lista de los ítems que necesitaríamos si nos enfrentáramos a una crisis global. Si no se te ocurre nada hacé un simulacro, cortá la luz de tu casa y pensá qué necesitarías para vivir una semana, después un mes, después un año así. Sumale que no haya comida en el supermercado, sumale que tus vecinos puedan convertirse en enemigos a medida que avanza el hambre. Sumale que no puedas contar con el hospital, ni los bomberos, ni policías. Imaginando va saliendo, no?
Hace un par de años hubo un paro bastante serio del sindicato de camioneros (en Argentina el famoso Moyano) más allá de las connotaciones políticas que las tenía y muy fuertes, se propusieron hacer paro por tiempo indeterminado hasta que sus demandas fuesen atendidas, y todos fuimos sus rehenes hasta que el conflicto se destrabó. Las redes de abastecimiento por tren fueron intencionalmente desmanteladas hace años, de la mano del gran negocio del petróleo. Dependemos de los camiones para todo. Los pronósticos más alentadores en el noticiero decían que si la situación se prolongaba durante 48 se cortaría el suministro eléctrico (por el desabastecimiento de combustible que ya era una realidad) y a las 72 horas no saldría más gas de nuestras cocinas ni agua de nuestras canillas. Ya vivíamos con mi compañera así que me sentía responsable por ella. Pensé en la cocinita de campamento para alta montaña que funciona a nafta como opción b al gas de la hornalla, salí a comprar nafta pero las estaciones de servicio de la zona ya no tenían nafta o tenían colas de horas. Fui al supermercado y después de un rato largo esperando para pagar me llevé algunas latas, pero pocas, porque no tenía ahorros y no estábamos en el mejor momento del mes. Desde ahí pensé que siempre es buena idea tener un poco de nafta extra y latas de más en la cocina. Cuando se declara la crisis ya es tarde, o mucho mas difícil de conseguir y más caro
Bueno vamos a la lista de listas. En la lista de listas elaborás los ítems que necesitas desarrollar para estar preparado: En la lista de listas hay que anotar, por ejemplo: lista de comida; lista de agua; lista de energía (luz y fuego para cocinar)
Si no sabés por dónde empezar las prioridades de supervivencia te pueden ayudar: refugio, fuego, agua, comida, rescate; pero en supervivencialismo la lista es más compleja porque uno se prepara para hacer habitable y seguro un refugio a muy largo plazo en un entorno urbano, o semi-urbano. Se puede incluir (y es muy recomendable) incluir por ejemplo un molino manual de granos de maíz para fabricar harina, porque si uno almacena granos de maíz en óptimas condiciones su duración es indefinida, en cambio si uno almacena harina o fideos la duración es mucho más acotada por muy buenas que sean las condiciones de almacenamiento. En supervivencialismo si los servicios colapsan el rescate no es prioridad y sí lo es en cambio la seguridad del refugio (en lugar de llamar la atención hay que pasar despercibido a los posibles saqueadores, tener cortinas que tapen la luz interior a la noche, pensar en la posibilidad de adquirir armas, etc) La lista puede incluir lista de libros y/o lista de cursos: tener libros o hacer cursos de cómo fabricar velas, jabón, como hacer una huerta orgánica, como envasar alimentos, etc, son recursos invaluables porque fortalecen nuestra herramienta principal: el cerebro. Es importante la aclaración de que la información  más importante siempre tenemos que tenerla en formato libro, con hojas de carne y hueso: sin luz las computadoras son inútiles. En la cuestión energética para mí hay dos opciones: volver a las tecnologías del siglo XIX o desarrollar energías sustentables (osea iluminar a vela, calentar a leña, etc; o invertir en paneles solares, termotanque solar, energía eólica, etc). Se puede optar por los dos (durante el paro de Moyano me quedé corto con el plan b, siempre hay que tener plan c, d, etc.)
Consejo: al lado de lo que hay que conseguir entre paréntesis pueden poner CP, MP, LP: corto, mediano y largo plazo, para organizarse y motivarse mejor. Puede ser desalentador elaborar una lista gigante de un día para el otro y sentir que siempre falta mucho, y podría cometerse el error de conseguir primero cosas que no son prioritarias y que nos sorprenda una crisis con un molino de maíz hermoso pero sin haber almacenado maíz ni tener idea de como hacer una huerta para generarlo. CP, MP y LP es en dos sentidos: yo lo anoto en el sentido del tiempo que me doy para conseguir esas cuestiones (CP meses, MP un año, LP de acá a 5 años) pero también está relacionado con el tiempo que convierten a un refugio habitable: almacenar comida extra para una semana sería CP, para un mes MP y para un año LP. Ambas están relacionadas: para poder vivir una semana los preparativos no son tan grandes, pueden completarse en el corto plazo, para vivir un mes los preparativos son un poco más complejos pero pueden completarse en el mediano plazo y para poder vivir un año se necesitan varios años de preparación.
Un refugio listo es el que tiene recursos suficientes para vivir un año y recursos suficientes para en ese año volverse autosustentable indefinidamente.
No traje mi lista de listas hasta esta computadora, y no quiero ser impreciso: la proxima vez que esté en casa la agarro y se las copio.




4 comentarios:

  1. Habiendo llegado bastante tarde en el tiempo desde q escribiste esto hasta q lo lei, no podia no dejar un comentario igual. Me gusto esta entrada, me resulto bastante simple pero lo suficientemente util para alguien (yo mismo) q apenas esta iniciandose en survivalismo, bushcraft y demas estilos. Me parecio muy buena y simple de recordar como para tener una idea sobre los primeros pasos. voy a seguir viendo tu blog capo. Exitos

    ResponderEliminar
  2. Pd: me hiciste recordar el desabastecimiento en todos lados con los cortes de Moyano :/

    ResponderEliminar