martes, 12 de agosto de 2014

El kit de supervivencia


John Wiseman, un experto en supervivencia que ya peina canas, habla de una pirámide con tres componentes necesarios para sobrevivir. En la base de la pirámide estaría la voluntad, por encima de esta base indispensable el conocimiento, y en la punta de la pirámide el KIT.  Dicho de otra forma si no tenemos voluntad de vivir (en las condiciones de comodidad moderna) mucho menos vamos a tener la voluntad necesaria como para sobrevivir (en condiciones extremas, más incómodas y demandantes). "Si no hay voluntá'" de poco nos servirán los conocimientos y/o el kit, en cambio habiendo aquella, tenemos posibilidades aunque no tengamos estos. Muchas personas han logrado sobrevivir a situaciones realmente muy jodidas principalmente haciendo uso y abuso de sus ganas de vivir.  Victor Frankl, sobreviviente de un campo de concentración de la Alemania nazi, descubrió durante su cautiverio que no sobrevivían necesariamente los más fuertes sino los que encontraban un motivo para resistir (en base a esto fundó la logoterapia: terapia psicológica basada en el sentido de la vida). Teniendo esas ganas de vivir, si tenemos conocimientos esas probabilidades aumentan sustancialmente. Ya dijimos que la herramienta principal es el cerebro, y de hecho es la que hizo que seres tan débiles físicamente como los humanos sobrevivamos en todos los ambientes y climas de la tierra, cosa que no logra ningún otro ser vivo. Nuestra capacidad de pensar y ser creativos, de improvisar y adaptarnos al entorno. Teniendo esa voluntad y esos conocimientos, si tenemos un kit, las probabilidades de supervivencia aumentan al límite de que comienza a hacerse difícil no sobrevivir teniendo semejantes lujos como la voluntad, conocimientos y un kit.
Vamos al KIT. En el kit se llevan algunos elementos básicos para la supervivencia. Por supuesto discuten los autores (en general es aceptado que después del cerebro lo más útil es un buen cuchillo). Qué es lo básico varía según el autor y según las capacidades y conocimientos que tenga el que va a usar el kit, también influye el terreno por el que piense andar. Idealmente el kit es algo que uno siempre lleva consigo, por lo cual debe ser liviano, cómodo y lo más pequeño posible. Muchos (me incluyo) lo llevamos en una lata de cigarrillos. Es un muy buen consejo si se piensa ir de excursión o viajar por zonas donde es posible quedar expuesto a la naturaleza agregar en la mochila, además del kit que uno siempre llevará encima, una bolsa de supervivencia, donde se pueden incluir otros objetos que no entren en el kit (como una sierra flexible o una manta aluminizada). Más adelante le voy a sacar fotos a mi propio kit y bolsa, y hablaremos de cada objeto, pero a modo de introducción me parece sumamente útil el criterio de Dave Canterbury (otro experto en supervivencia) porque es muy simple, fácil de recordar y sirve no sólo para armar un kit, sino para aprender a improvisarlo en una emergencia: saber qué cosas juntar antes o después de un desastre si uno no tiene un kit o si lo perdió. Este criterio está armado en base al análisis de distintas tribus de pueblos tradicionales esparcidas por todo el mundo y en base a la forma de vida de nuestros más primitivos ancestros.
El criterio es llamado por Canterbury “las 5C de la supervivencia”

Algo con qué Cortar (Cutting tool)
Algo que sirva para hacer Combustión (Combustion device)
Algo con qué Cubrirse (Cover)
Algo para Contener agua (Container. Si es posible agua hirviendo)
Algo que sirva de Cuerda (Cordaje)

Tanto el kit como la bolsa se rigen por el principio "dos es uno uno es ninguno": duplicar. Por ejemplo si para hacer fuego puedo tener un encendedor, un pedernal y una lupa: mejor. Si pierdo, rompo o se gasta alguno siempre me quedará otro. Especialmente para hacer fuego NUNCA llevar en el kit un sólo dispositivo. El pueblo originario de los Yamana nunca dejaba que se apagara su fuego, inclusive lo trasladaban en canoas sobre barro, pero por si acaso siempre llevaban su pedernal y yesca en una vejiga de foca que los mantenía secos colgando del cuello. Porque sabían que en el sur mantener la temperatura del cuerpo era vital. Por eso se llamó a sus tierras "Tierra del fuego". 
Si tengo algo con qué cortar puedo fabricar otras herramientas, cortar elementos para armar un refugio, armar trampas (algunas pueden armarse sin herramienta cortante pero la mayoría la necesitan) sacarle las tripas a los bichos cazados, y un infinito etcétera. 
Si tengo fuego principalmente soy feliz, y luego da calor, luz a la noche, espanta las fieras, los espíritus, sirve para cocinar, potabilizar agua o purificar agua de mar y demás. El 120% de la supervivencia humana es hacer fuego. No nos bancamos* la cantidad de bacterias que se bancan los animales, jamás de los jamases podemos tomar agua sin hervirla salvo que sea de lluvia o de rocío, por muy transparente que nos parezca. Te quiero ver en el medio del monte con diarrea. En realidad dicen que el ideal es a 70ºC por 40 minutos, para que no pierda propiedades, pero todavía no incluí termómetro ni reloj en mi kit. 
Si tengo algo con qué cubrirme como puede ser una bolsa de basura grande, una manta, un nylon, ya soy Gardel con guitarra eléctrica: dice Canterbury que gran parte de sobrevivir especialmente en lo que se suele llamar el "escenario de las 72hs" (three days scenario) que es como se llama a las situaciones donde quedaste aislado, te están buscando y en teoría te van a encontrar, es el CTC: el Control de la temperatura corporal. 
Cody Lundin le dedica un libro al tema en "37ºC: Cómo salvar tu culo" dicen que dicen que la mayoría de los que no han sobrevivido es por no poder enfrentar el frío. Con una bolsa o lo que sea que hayas encontrado para taparte, podés aislarte del viento, cubrirte de la lluvia, conservar mejor el calor.
Algo para contener agua. La vida de los pueblos originarios giraba entorno a los recipientes. Si se larga a llover no podés darte el lujo de desperdiciar esa agua. Si no vi mal en un programa hervían agua acercando una botella de plástico al fuego (sin que entre en contacto directamente con la llama) habría que probar cuando sobran botellas. En la naturaleza se pueden improvisar recipientes con cañas de bambú (si están verdes sirven para hervir agua) o cociendo barro (en ollas de barro también se puede hervir)
Algo que sirva de cuerda: para armar refugios, trepar o descender, arreglar la ropa, armar redes, armar un arco y flecha o arco para encender fuego por fricción, etc. Parece el implemento más boludo pero son el tipo de cosas que uno valora más cuando le faltan. Se puede hacer cuerda con fibras de las hojas de las plantas (hasta Tom Hanks pudo en el náufrago), pero bueh, hay que ponerse y practicar.  


*bancar: aguantar, soportar..banquense un argentinismo cada tanto.

2 comentarios:

  1. tom hanks tenia la ayuda de la produccion.....pero si tenes nociones basicas de tejido, hacer una soga no deberia ser dificil....Quiero maaas

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el Blog, Juan. Me parece que empecé a leerlo un poco tarde, pero aún así muy buena info.

    ResponderEliminar